Ayuda contra los efectos del COVID para la clínica de Oje Adumi en Uganda | iHelp

Ayuda contra los efectos del COVID para la clínica de Oje Adumi en Uganda

Proyecto creado por Africa Directo, Arua, Uganda
Ayúdanos a mantener el servicio de la clínica de Oje en Uganda durante este periodo de dificultad añadida por el COVID-19
Último día del proyecto: 13/09/2021

Recaudado

1.571,00 €

Objetivo

10.000,00 €
Impacto de la donación
21,994 €
Category: 
Health & Research
Retos
1
Seguidores
2
Visitas
1077
Donación media
42.46€
El COVID también está causando estragos en el continente africano y, aunque allí también cuentan con verdaderos héroes sanitarios comprometidos a servir a quién más lo necesita, carecen de los medios que tenemos en Europa: necesitan nuestra ayuda!

Tras haber sobrevivido a los devastadores efectos del Ebola, el Adumi Oje Health center – incluyendo tanto a la población a la que beneficia cómo a sus médicos y enfermeros, verdaderos héroes – se enfrenta ahora a la pandemia del COVID, que amenaza no sólo a la salud de sus pacientes sino a la sostenibilidad del centro en su conjunto. Todos los esfuerzos son pocos y nuestro apoyo es fundamental para que el centro pueda seguir prestando servicios de salud y medicina en la región a largo plazo.

Adumi Oje Health center es una institución de salud privada sin ánimo de lucro, acreditada por Uganda Catholic Medical Bureau (UCMB). Desde 1986, las hermanas de la congregación Ugandesa del Sagrado Corazón, lideradas por Sister Salomé, dan atención sanitaria a cerca de 15.000 habitantes de la población ugandesa de Adumi Oje (9.800 habitantes) y la población congolesa cercana a la frontera con Uganda, a causa de la falta de servicios sanitarios en la República Democrática del Congo.

El centro siempre ha sido sostenible, financiando sus costes fijos principalmente con los ingresos que reciben de los pacientes a los que atienden. Para obras de mejora y expansión, las hermanas cuentan con el apoyo esporádico de donantes e instituciones internacionales. Africa Directo apoya al centro desde el año 2016: primero, con la construcción de un laboratorio (tweet aquí); después, en 2017, con la renovación del tejado de la antigua OPD (Outpatient department) y la maternidad; y, más recientemente, en 2019, con la instalación de un sistema aislado de energía solar y baterías. Además, cada verano, un grupo de médicos voluntarios españoles se desplazan hasta el centro para ayudar y dar formación a los sanitarios locales.

La pandemia del COVID en Europa ha puesto de manifiesto el gran trabajo y compromiso de nuestros efectivos sanitarios, héroes en esta batalla. En Oje, las hermanas y el equipo del Health center también están realizando un trabajo formidable, y con un ápice de los medios con los que contamos en Europa; desde luego, son superhéroes y superheroínas!

El COVID ha sembrado el caos y el miedo en el continente Africano y, más concretamente, en la región de Adumi. La cantidad y calidad de la información es escasa allí. La gente, sobre todo los enfermos, no se atreven a ir al hospital por miedo a contagiarse de tan desconocido enemigo que está causando la muerte por todo el mundo. Sin pacientes no hay ingresos. Sin ingresos, no hay manera de hacer frente al coste de las medicinas y a los (ínfimos) salarios de los héroes qué cada día acuden al Adumi Oje Health Center a luchar contra el virus y los cientos de otras amenazas.

Personas beneficiadas
9800
directamente
15000
indirectamente
Objetivo del proyecto

El Adumi Oje Health Center cuenta con 17 staff, en tiempos normales. Los sueldos de sus empleados dependen de las cualificaciones de cada individuo, por ejemplo las enfermeras y los asistentes de laboratorio ganan 350.000 chelines ugandeses (75 Euros) al mes, mientras que el personal de seguridad y limpieza gana unos 100.000 chelines (22.5 Euros) cada mes. El coste de todos los salarios del personal asciende a 4.5 millones de chelines (1.000 Euros) cada mes. En cuanto a medicamentos, el hospital tiene un gasto aproximado de 4 millones de chelines (895 Euros) cada tres meses (unos 1.3 millones de chelines, o 300 Euros al mes).

A consecuencia de la pandemia y la reducción en el número de pacientes, los ingresos del centro se han visto reducidos drásticamente. Desde Septiembre de 2020, el centro no era capaz de hacer frente a sus costes y no podía pagar los sueldos de sus empleados. En Octubre se vieron obligados a despedir a 5 de sus 17 empleados. En Uganda no existen Expedientes de Regulación Temporal de Empleo: si una persona es despedida, carece de ayuda o ingreso de ningún tipo. A final de Octubre, sólo pudieron cubrir aproximadamente la mitad de los sueldos de cada empleado. Desde Noviembre, el centro no ha sido capaz de pagar a ninguno de sus empleados y pese a ello, los 12 siguen acudiendo cada día a luchar contra la pandemia y el resto de amenazas. Superhéroes se queda corto!

Nuestro objetivo es ayudar al centro a pagar un sueldo mínimo a sus empleados. Para ello, nuestro objetivo es recolectar hasta 10.000 euros (o lo que podamos) para ser capaces de cubrir los sueldos o un porcentaje de ellos durante un periodo de al menos 9 – 12 meses, hasta que se recupere la normalidad en la región y el centro vuelva a ser sostenible.

Objetivo del proyecto

El Adumi Oje Health Center cuenta con 17 staff, en tiempos normales. Los sueldos de sus empleados dependen de las cualificaciones de cada individuo, por ejemplo las enfermeras y los asistentes de laboratorio ganan 350.000 chelines ugandeses (75 Euros) al mes, mientras que el personal de seguridad y limpieza gana unos 100.000 chelines (22.5 Euros) cada mes. El coste de todos los salarios del personal asciende a 4.5 millones de chelines (1.000 Euros) cada mes. En cuanto a medicamentos, el hospital tiene un gasto aproximado de 4 millones de chelines (895 Euros) cada tres meses (unos 1.3 millones de chelines, o 300 Euros al mes).

A consecuencia de la pandemia y la reducción en el número de pacientes, los ingresos del centro se han visto reducidos drásticamente. Desde Septiembre de 2020, el centro no era capaz de hacer frente a sus costes y no podía pagar los sueldos de sus empleados. En Octubre se vieron obligados a despedir a 5 de sus 17 empleados. En Uganda no existen Expedientes de Regulación Temporal de Empleo: si una persona es despedida, carece de ayuda o ingreso de ningún tipo. A final de Octubre, sólo pudieron cubrir aproximadamente la mitad de los sueldos de cada empleado. Desde Noviembre, el centro no ha sido capaz de pagar a ninguno de sus empleados y pese a ello, los 12 siguen acudiendo cada día a luchar contra la pandemia y el resto de amenazas. Superhéroes se queda corto!

Nuestro objetivo es ayudar al centro a pagar un sueldo mínimo a sus empleados. Para ello, nuestro objetivo es recolectar hasta 10.000 euros (o lo que podamos) para ser capaces de cubrir los sueldos o un porcentaje de ellos durante un periodo de al menos 9 – 12 meses, hasta que se recupere la normalidad en la región y el centro vuelva a ser sostenible.

Viabilidad del proyecto

El Adumi Oje Health Center ya es viable. Lleva décadas en operación y ha sobrevivido al Ébola y otras amenazas! Sólo necesitan que les ayudemos a superar el reto contra el COVID hasta que todo vuelva a recuperar su cauce y puedan recuperar el funcionamiento normal. Esto es fundamental para garantizar un servicio médico de calidad en la región a largo plazo y para apoyar a la población durante estos duros meses.

Viabilidad del proyecto

El Adumi Oje Health Center ya es viable. Lleva décadas en operación y ha sobrevivido al Ébola y otras amenazas! Sólo necesitan que les ayudemos a superar el reto contra el COVID hasta que todo vuelva a recuperar su cauce y puedan recuperar el funcionamiento normal. Esto es fundamental para garantizar un servicio médico de calidad en la región a largo plazo y para apoyar a la población durante estos duros meses.

Anonimo anonimo's picture
Gracias por vuestro trabajo en sacar adelante la clínica. Lola Mesa