Educación para las niñas y niños refugiados en Líbano | iHelp

Educación para las niñas y niños refugiados en Líbano

Proyecto creado por ONG Rescate, Lebanon
Apoya a las niñas y niños refugiados para que puedan volver al cole #SalvaNuestraEscuela #SalvaNuestroFuturo **Nota: Nota: Fuera de España favor de poner 00 en NIF.
Último día del proyecto: 31/12/2019

Recaudado

970,00 €

Objetivo

12.000,00 €
Impacto de la donación
14,550 €
Category: 
Education
Retos
1
Seguidores
0
Visitas
491
Donación media
53.89€
Una escuela para niñas y niños refugiados sirios en Líbano

Aprender y jugar a pesar de la guerra

El campo de refugiados de Ale Askar, en el valle de la Becá, es el hogar provisional de 76 familias refugiadas sirias, que huyeron de su país. En un goteo que empezó en 2011, la población de Ale Askar y de los campamentos aledaños ha ido creciendo, esperando en este limbo de casetas provisionales e infraestructuras precarias el final de la guerra.

Pero esta ayuda no llega, y los mayores damnificados son las niñas y niños. Para ellos, que son más de la mitad de la población del campo, la única esperanza de tener una infancia lo más normal posible, y un futuro mejor que su presente, es la educación. 

Para esto creamos en 2015 la escuela de Ale Askar. Gestionada en cooperación con nuestra contraparte libanesa, NAVTSS, Ale Askar escolariza actualmente a 180 niñas y niños refugiados sirios, que de otra manera no podrían tener acceso a la educación.

Queremos ir más allá: Katia, Nadia, Noor y Mohamed, el equipo a cargo de la escuela, se esfuerza cada día por proporcionar a los más pequeños un espacio seguro donde aprender, jugar y divertirse, olvidando por un momento el drama de la guerra y el exilio.

La música, las manualidades y el juego forman parte de las actividades cotidianas, pero también las asignaturas tradicionales. Especialmente el inglés, la lengua vehícular de la educación libanesa, y que la mayoría desconoce antes de entrar a la escuela, lo que les impediría acceder a centros oficiales libaneses. Dominar el inglés es un paso fundamental para que las niñas y niños de Ale Askar puedan optar a continuar su educación secuendaria fuera del campo.

 

Un país al borde del colapso

Según los datos de ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, en Líbano viven 930 000 refugiados sirios, aunque otras fuentes señalan que podrían superar el millón y medio de personas. Eso convierte a Líbano, con alrededor de 6,8 millones de habitantes, en el principal país de acogida de refugiados en relación a su población. Una presión demográfica que hace muy difícil cubrir las necesidades de los más vulnerables.

Uno de los ejemplos más flagrantes es la educación: de los más de medio millón de menores refugiados sirios en Líbano, menos de la mitad están escolarizados. Además de la barrera del inglés, la saturación de los centros existentes, la falta de recursos para pagar las matrículas o la distancia al colegio más próximo, hace imprescindible la ayuda de organizaciones no gubernamentales y otras entidades para que un derecho humano tan básico como la educación de las niñas y niños pueda garantizarse. Y todavía, son más de 300 000 los menores sirios que no tienen la oportunidad de estudiar.

 

Los peligros de crecer fuera de la escuela

La amenza que esto supone es mucho más grave de lo que podamos sospechar. Abandonar la escuela aboca a muchas niñas refugiadas al matrimonio infantil, ante la dificultad de sus familias de proporcionarles sustento y protección. Las cifras corroboran un aumento exponencial de esta práctica, llegando al 22% de las niñas refugiadas en Líbano. Igualmente, el trabajo infantil es otro resultado del empobrecimiento de las familias refugiadas y del abandono de la escuela.

Las niñas y niños son más vulnerables a los abusos físicos, psicológicos y sexuales cuando no tienen acceso a la educación. Y no solo eso, la falta de educación hipoteca su futuro, arrojándolos a peores trabajos y expectativas, pero también el futuro de su país, que pierde el talento de toda una generación de niñas y niños afectados por el trauma de la guerra, y sin las herramientas básicas para rehacer sus vidas y reconstruir sus ciudades y pueblos.

 

Un futuro mejor es posible

Dar a las niñas y niños de Ale Askar la posibilidad de seguir aprendiendo es darles la llave a un futuro mejor. Un futuro en el que puedan prosperar y hacer prosperar a sus comunidades. Un futuro que empieza hoy en la escuela de Ale Askar, trabajando para paliar el trauma de la guerra, darles la oportunidad de estudiar y acceder a niveles educativos superiores, y vivir, jugar y aprender como las niñas y niños que son.

Personas beneficiadas
180
directamente
400
indirectamente
Objetivo del proyecto
12.000€
Total
2.400€
Materiales
8.400€
Coste laboral
1.200€
Otro
Objetivo del proyecto
Conseguir que 180 niñas y niños refugiados sirios puedan continuar con sus estudios escolares en la escuela de Ale Askar, en el Valle de la Becá, Líbano.
 
El objetivo es mantener la Escuela de Ale Askar para durante 180 alumnos y alumnas durante 4 meses. El presupuesto estimado por ONG Rescate es de 12.000€ (3.000€/mes) que se desglosa en:
  • Mantenimiento y material escolar: 2.400€
  • Costes laborales de 4 profesores, 1 asistente, 1 contable, 1 coordinador, 1 persona encargada de limpieza y de mantenimiento: 8.400€
  • Otros, gastos de gestión y administración: 1.200€
Objetivo del proyecto
Conseguir que 180 niñas y niños refugiados sirios puedan continuar con sus estudios escolares en la escuela de Ale Askar, en el Valle de la Becá, Líbano.
 
El objetivo es mantener la Escuela de Ale Askar para durante 180 alumnos y alumnas durante 4 meses. El presupuesto estimado por ONG Rescate es de 12.000€ (3.000€/mes) que se desglosa en:
  • Mantenimiento y material escolar: 2.400€
  • Costes laborales de 4 profesores, 1 asistente, 1 contable, 1 coordinador, 1 persona encargada de limpieza y de mantenimiento: 8.400€
  • Otros, gastos de gestión y administración: 1.200€
Viabilidad del proyecto

El proyecto es viable ya que la necesidad de crear un centro educativo en esta región del Líbano es una necesidad, debido a la fuerte afluencia de refugiados sirios que ha recibido a causa de la guerra en Siria. ONG Rescate lleva años trabajando en el Valle de la Becá, por lo que ha podido presenciar de primera mano las necesidades educativas existentes. 

El sistema educativo libanés se encuentra desbordado ante la llegada masiva de refugiados sirios por lo que les resulta complicado encontrar una solución para dar cabida a todos los alumnos en las escuelas públicas del país ante la insuficiencia de instalaciones, profesorado, material escolar, espacios de recreo... Esto hace que además se creen tensiones entre los estudiantes sirios y libaneses, siendo los refugiados sirios los que sufren más estas consecuencias: acoso escolar, estrés, inadaptación, discriminación..., lo que hace que a menudo conlleve un abandono de los estudios por su parte.  

Es importante poder dar a estas niñas y niños oportunidades de futuro en sus vidas. Y eso comienza con una buena educación. Ayúdanos a mantener la escuela.

ONG Rescate siempre trabaja bajo los principios de transparencia, por lo que todos los gastos en los que incurra el proyecto, así como la realización de actividades y alcance que se está teniendo, estará al alcance de los donantes en todo momento. 

 

Viabilidad del proyecto

El proyecto es viable ya que la necesidad de crear un centro educativo en esta región del Líbano es una necesidad, debido a la fuerte afluencia de refugiados sirios que ha recibido a causa de la guerra en Siria. ONG Rescate lleva años trabajando en el Valle de la Becá, por lo que ha podido presenciar de primera mano las necesidades educativas existentes. 

El sistema educativo libanés se encuentra desbordado ante la llegada masiva de refugiados sirios por lo que les resulta complicado encontrar una solución para dar cabida a todos los alumnos en las escuelas públicas del país ante la insuficiencia de instalaciones, profesorado, material escolar, espacios de recreo... Esto hace que además se creen tensiones entre los estudiantes sirios y libaneses, siendo los refugiados sirios los que sufren más estas consecuencias: acoso escolar, estrés, inadaptación, discriminación..., lo que hace que a menudo conlleve un abandono de los estudios por su parte.  

Es importante poder dar a estas niñas y niños oportunidades de futuro en sus vidas. Y eso comienza con una buena educación. Ayúdanos a mantener la escuela.

ONG Rescate siempre trabaja bajo los principios de transparencia, por lo que todos los gastos en los que incurra el proyecto, así como la realización de actividades y alcance que se está teniendo, estará al alcance de los donantes en todo momento. 

 

Este proyecto aún no tiene comentarios.
Sé el primero en comentar