En primera línea contra el Covid-19 en la India rural | iHelp

En primera línea contra el Covid-19 en la India rural

Proyecto creado por Fundación Vicente Ferrer, Anantapur, India
Necesitamos apoyo para seguir trabajando en primera línea contra la pandemia en la India rural garantizando la atención sanitaria y sensibilizando a la población contra el contagio.
Último día del proyecto: 28/02/2021

Recaudado

1.220,00 €

Objetivo

2.500,00 €
Impacto de la donación
19,520 €
Category: 
Poverty
Retos
1
Seguidores
0
Visitas
180
Donación media
42.07€
Colabora con esta lucha global contra la pandemia

El impacto de la pandemia por covid-19 sobre la salud y la economía está siendo devastador en todo el mundo, especialmente entre la población más vulnerable.

En la India, con una realidad socioeconómica compleja y marcada por la desigualdad y la superpoblación, estos efectos se intensifican. Millones de personas viven de lo que ganan a diario con pequeños negocios propios o de sus pagas como jornaleros. Primero el confinamiento y ahora las restricciones por la pandemia, les han privado, en muchos casos, de sus medios de vida habituales, y sin los recursos necesarios para atender necesidades básicas, ni de forma inmediata ni a medio plazo.

Ante esta problemática tan grave, organizaciones como Fundación Vicente Ferrer se han unido a los esfuerzos de los gobiernos nacionales y estatales para dar una respuesta rápida y efectiva a la emergencia y asegurar a la población la atención sanitaria y los servicios esenciales, que la situación demanda.

El posible colapso de los centros hospitalarios ante el aumento de casos por covid-19, la falta de profesionales y la fragilidad del sistema sanitario, el efecto de las medidas de confinamiento sobre la economía ya precaria de muchas familias y los bajos niveles de concienciación sobre medidas higiénicas entre la población local, especialmente en las zonas rurales, ponen en riesgo el trabajo de desarrollo sostenible de muchos años.

Ante la expansión de la pandemia, la atención sanitaria y la sensibilización para la prevención de contagios son nuestra prioridad. Hemos reforzado la asistencia primaria y hospitalaria a las comunidades más desfavorecidas y es necesario que sigamos trabajando para frenar la expansión de la enfermedad. Nuestro reto es evitar que los efectos de esta pandemia supongan un paso atrás en el desarrollo humano conseguido a lo largo de los últimos 50 años. 

Objetivo del proyecto

La población beneficiaria de esta acción abarca a las más de 3.000 aldeas rurales en las que trabaja la Fundación Vicente Ferrer, como parte del proyecto integral de desarrollo de la ONGD.

Viabilidad del proyecto

Las líneas de trabajo de esta campaña de emergencia son:

Asistencia hospitalaria

El estado de Andhra Pradesh, donde está ubicada la Fundación, registra el 12% del total de personas contagiadas en toda la India. Las zonas rurales, las más afectadas, concentran el 56% de los casos. Desde el pasado mes de marzo, el Hospital de la FVF en Bathalapalli sigue asistiendo, casi exclusivamente, a pacientes con covid-19. Hasta el momento se han atendido más de 1.000 personas al mes, se han ampliado las instalaciones y el personal sanitario, así como la adquisición de materiales y equipamientos para seguir atendiendo a pacientes que requieren ingreso. Una atención de calidad que asegura un equipo estable de 220 sanitarios, personal auxiliar y técnico.

Partos seguros

El coronavirus provocó el cierre de muchos centros médicos privados debido al desconocimiento del virus y al miedo al contagio. Miles de mujeres embarazadas quedaron desasistidas. Las gestantes atendidas en la Unidad de Ginecología del Hospital de Bathalapalli han sido derivadas durante estos meses a nuestro Hospital de Kalyandurg, el único centro privado que ha permanecido abierto durante toda la pandemia, duplicando su actividad: ahora asistimos casi 900 partos al mes, en lugar de los 500 habituales. 

Sensibilización en las aldeas

En las zonas rurales, los estigmas sobre el virus llevan a la gente a ocultar los síntomas, favoreciendo la diseminación de la enfermedad. Es necesario que la población, en muchos casos analfabeta, incorpore entre sus hábitos el uso de mascarillas, la distancia social y las medidas higiénicas para reducir la exposición al coronavirus. Desde el inicio de la pandemia hemos repartido más de 5 millones de mascarillas y hemos realizado centenares de acciones de sensibilización, para concienciar de la importancia de la responsabilidad individual. Asimismo, debemos seguir promoviendo campañas para luchar contra los estigmas que sufren las personas contagiadas y el personal médico y sanitario que trabaja en primera línea de la pandemia. 

Viabilidad del proyecto

Las líneas de trabajo de esta campaña de emergencia son:

Asistencia hospitalaria

El estado de Andhra Pradesh, donde está ubicada la Fundación, registra el 12% del total de personas contagiadas en toda la India. Las zonas rurales, las más afectadas, concentran el 56% de los casos. Desde el pasado mes de marzo, el Hospital de la FVF en Bathalapalli sigue asistiendo, casi exclusivamente, a pacientes con covid-19. Hasta el momento se han atendido más de 1.000 personas al mes, se han ampliado las instalaciones y el personal sanitario, así como la adquisición de materiales y equipamientos para seguir atendiendo a pacientes que requieren ingreso. Una atención de calidad que asegura un equipo estable de 220 sanitarios, personal auxiliar y técnico.

Partos seguros

El coronavirus provocó el cierre de muchos centros médicos privados debido al desconocimiento del virus y al miedo al contagio. Miles de mujeres embarazadas quedaron desasistidas. Las gestantes atendidas en la Unidad de Ginecología del Hospital de Bathalapalli han sido derivadas durante estos meses a nuestro Hospital de Kalyandurg, el único centro privado que ha permanecido abierto durante toda la pandemia, duplicando su actividad: ahora asistimos casi 900 partos al mes, en lugar de los 500 habituales. 

Sensibilización en las aldeas

En las zonas rurales, los estigmas sobre el virus llevan a la gente a ocultar los síntomas, favoreciendo la diseminación de la enfermedad. Es necesario que la población, en muchos casos analfabeta, incorpore entre sus hábitos el uso de mascarillas, la distancia social y las medidas higiénicas para reducir la exposición al coronavirus. Desde el inicio de la pandemia hemos repartido más de 5 millones de mascarillas y hemos realizado centenares de acciones de sensibilización, para concienciar de la importancia de la responsabilidad individual. Asimismo, debemos seguir promoviendo campañas para luchar contra los estigmas que sufren las personas contagiadas y el personal médico y sanitario que trabaja en primera línea de la pandemia. 

Este proyecto aún no tiene comentarios.
Sé el primero en comentar