VIAJES TERAPÉUTICOS CON NIÑ@S CON CÁNCER | iHelp

VIAJES TERAPÉUTICOS CON NIÑ@S CON CÁNCER

Proyecto creado por FUNDACION BLAS MÉNDEZ PONCE, Spain
Viajes cargados de ilusión, magia y amor, donde por unos días los pacientes dejan de ser pacientes y pasan a ser simplemente niños y adolescentes con ganas de jugar, disfrutar y sonreír.
Último día del proyecto: 04/10/2020

Recaudado

0,00 €

Objetivo

5.000,00 €
Impacto de la donación
0 €
Category: 
Infancy
Retos
0
Seguidores
0
Visitas
167
Donación media
0.00€
¡AYÚDANOS A REGALAR SONRISAS!

Las actividades extrahospitalarias, como nos gusta llamarlos, viajes terpéuticos, son viajes que hacemos con niños/as y adolescentes con cáncer y/o de difícil curación con un objetivo claro, mejorar su calidad de vida, compartiendo momentos únicos con sus iguales. En las excursiones normalizan su enfermedad, y logran un importante efecto terapéutico de descarga emocional.

Hay claras mejoras físicas, mejora su sistema inmune, y a la vuelta, ellos se sienten más vivaces, más seguros, afrontando mejor los miedos y las expectativas de futuro. A la vez, se les proporciona respiro a las familias, muy importante también, para que puedan descansar y afrontar de nuevo los cuidados con más fuerza. 

Los niños viajan solos con un equipo psico-sanitario compuesto por médicos, enfermeros, monitores de tiempo libre, psicólogos, trabajadores sociales, y responsables de la Fundación, que garantiza su seguridad y el buen funcionamiento de las actividades.

La Fundación acude a las plantas de oncohematología pediátrica semanalmente para hablar con los sanitarios, así como con las familias y los pacientes. El objetivo real, es hacerles sentir que no están solos, que se sientan apoyados en este duro proceso, y garantizarles respiro a la vez de enseñarles sobre el arte de vivir el día a día, disfrutando cada momento. Esa es la misión de la entidad. Regalar momentos, espacios de ocio, de encuentros, hacer amigos, respirar. No olvidemos que estamos hablando de una enfermedad que amenaza la vida humana.

 

Beneficiarios

Los beneficiarios son niños y adolescentes enfermos de cáncer en tratamiento oncológico, trasplantes hepáticos y/o con enfermedades de difícil curación. Esto último viene dado a consecuencia de los tratamientos. Muchos de ellos sufren graves secuelas como amputaciones, parálisis cerebrales y pérdidas de memoria, entre otros. También participan niños que se encuentran mejor en el momento de la ejecución de los viajes, pero no pudieron asistir en otras ocasiones cuando estaban muy enfermos, porque su situación clínica no se lo permitía. Así como niños enfermos, que no disponen de muchos recursos sociales y económicos.

También son beneficiarios sus hermanos y sus familias. Hay actividades a la que acuden tanto pacientes como hermanos, y también actividades para todo el núcleo familiar.

 
 
Objetivo del proyecto
5000
Total
2000
Materiales
3000
Coste laboral
0
Otro
Objetivo del proyecto
Nos gustaría poder recaudar fondos para poder seguir realizanfo viajes con los niños. Son actividades muy costosas y los beneficiarios solo aportan una cantidad de 70€. Además, si la situación económica de la familia no se lo pude permitir el niño va becado sin necesidad de tener que pagar nada.
 
Las personas beneficiadas directamente son Niños/as y adolescentes en tratamiento oncológico, y niños/as con enfermedades de difícil curación; e indirectamente a sus hermanos y familiares.
Objetivo del proyecto
Nos gustaría poder recaudar fondos para poder seguir realizanfo viajes con los niños. Son actividades muy costosas y los beneficiarios solo aportan una cantidad de 70€. Además, si la situación económica de la familia no se lo pude permitir el niño va becado sin necesidad de tener que pagar nada.
 
Las personas beneficiadas directamente son Niños/as y adolescentes en tratamiento oncológico, y niños/as con enfermedades de difícil curación; e indirectamente a sus hermanos y familiares.
Viabilidad del proyecto

La Fundación ha cumplido 21 años y ese es su sello más fuerte. La continuidad del proyecto es posible gracias a las ayudas que obtiene por parte de entidades tanto públicas, como privadas, a eventos solidarios, que realiza entidades y personas privadas como la captación de recursos económicos que organiza la Fundación, las aportaciones de personas físicas, donaciones dinerarias, en especie, cuotas de socios, etc.

Durante estos años, se han recibido diferentes subvenciones y cuenta con numerosos premios. Gracias a la ayuda externa y al esfuerzo de los voluntarios, las familias, la valentía de los niños, su ilusión, sus ganas de participar, y del personal que trabaja tanto en la sede como en los hospitales, buscando siempre la continuidad del proyecto, nuevos retos, nuevas formas de financiación, sin duda, su permanencia quedará garantizada. Pero la subvención económica a los programas es absolutamente necesaria, más aún en tiempos difíciles como los que se están viviendo en los últimos años.

Para la Fundación no todo lo que prevalece e importa es el dinero, sino las ganas de que obras así, permanezcan y se extiendan en el tiempo, pero hay que ser muy conscientes de que sin recursos económicos, nada es posible, se seguirá potenciando y fomentando las distintas iniciativas y que cada vez sean más las personas e instituciones que se sumen.

Viabilidad del proyecto

La Fundación ha cumplido 21 años y ese es su sello más fuerte. La continuidad del proyecto es posible gracias a las ayudas que obtiene por parte de entidades tanto públicas, como privadas, a eventos solidarios, que realiza entidades y personas privadas como la captación de recursos económicos que organiza la Fundación, las aportaciones de personas físicas, donaciones dinerarias, en especie, cuotas de socios, etc.

Durante estos años, se han recibido diferentes subvenciones y cuenta con numerosos premios. Gracias a la ayuda externa y al esfuerzo de los voluntarios, las familias, la valentía de los niños, su ilusión, sus ganas de participar, y del personal que trabaja tanto en la sede como en los hospitales, buscando siempre la continuidad del proyecto, nuevos retos, nuevas formas de financiación, sin duda, su permanencia quedará garantizada. Pero la subvención económica a los programas es absolutamente necesaria, más aún en tiempos difíciles como los que se están viviendo en los últimos años.

Para la Fundación no todo lo que prevalece e importa es el dinero, sino las ganas de que obras así, permanezcan y se extiendan en el tiempo, pero hay que ser muy conscientes de que sin recursos económicos, nada es posible, se seguirá potenciando y fomentando las distintas iniciativas y que cada vez sean más las personas e instituciones que se sumen.

Este proyecto aún no tiene comentarios.
Sé el primero en comentar